Nos hemos hecho famosos (o infames) por nuestra opinión de que existe una burbuja en los activos de larga duración. Según nuestros cálculos, no debería haber ninguna duda de que se están inflando burbujas de gran tamaño.

En este artículo, analizamos qué está causando esas burbujas tan extendidas, sus posibles efectos en la economía en general, y las interesantes oportunidades de inversión resultantes de la mala asignación de capital de la burbuja.

El siguiente diagrama resume la gestación de la burbuja y las potenciales implicaciones para la inversión:


Diagrama

Descripción generada automáticamente

Fuente: Richard Bernstein Advisors


Es bien sabido que la Reserva Federal y el gobierno respondieron a la pandemia con niveles históricos de estímulo. Algunos economistas han sugerido que estas políticas agresivas deberían permanecer debido a la incertidumbre que rodea la trayectoria futura de la pandemia o de la economía, pero rara vez hay certeza sobre la economía futura.

Los siguientes gráficos muestran la magnitud del estímulo monetario y fiscal en relación con la historia, tanto en términos de tamaño como de longevidad. Parece razonable sugerir que la burbuja se ha inflado porque la economía no ha sido capaz de absorber todo el estímulo monetario.


Interfaz de usuario gráfica, Gráfico

Descripción generada automáticamente

Fuente: Richard Bernstein Advisors, Bloomberg


Como los tipos de interés a corto plazo cayeron al 0% tras la crisis financiera mundial, la Fed optó por inyectar liquidez adicional comprando deuda con vencimiento a más largo plazo. Normalmente, la Reserva Federal controla la parte corta de la curva de rendimiento comprando y vendiendo bonos del Tesoro a corto plazo. Su estrategia más reciente de "flexibilización cuantitativa" se basó en la compra de bonos del Tesoro e hipotecarios a más largo plazo.

Debido a que sus compras han sido considerables y prolongadas, la Fed ahora posee la mayor parte del mercado del Tesoro a 10-20 años. Han acaparado" el mercado del Tesoro. El Instituto de Finanzas Corporativas define el acaparamiento de un mercado como "la obtención y tenencia de suficientes acciones, activos o materias primas para controlar efectivamente el precio de mercado de dichos artículos. Implica adquirir la mayor cuota de mercado sin convertirse en un monopolio".

Los hermanos Hunt intentaron infamemente acaparar el mercado de la plata a principios de la década de 1980, poseyendo alrededor del 30-35% del mercado. La Fed hoy posee más del 50% del mercado de bonos del Tesoro a 10-20 años. 

El acaparamiento de un mercado fuerza precios artificialmente altos o, en el caso actual de la Fed, rendimientos artificialmente bajos. Los rendimientos del Tesoro a largo plazo, artificialmente bajos, han sido el principal catalizador de la burbuja de los activos de larga duración.


Gráfico, Gráfico de barras

Descripción generada automáticamente

Fuente: Richard Bernstein Advisors, Reserva Federal de Nueva York


La pendiente de la curva de rendimientos ha sido históricamente un predictor razonable de un crecimiento nominal futuro (es decir, el crecimiento real más la inflación). Las curvas más pronunciadas pronostican un mayor crecimiento y las curvas invertidas sugieren una recesión.

Si los estímulos monetarios y fiscales históricos van a ser eficaces, la curva de rendimiento debería ser muy pronunciada. Sin embargo, la Fed ha aplanado artificialmente la curva acaparando el mercado del Tesoro a largo plazo. El siguiente gráfico muestra el diferencial entre el bono a 10 años y el de 2 años, y la curva parece notablemente plana en relación con el estímulo histórico. Por ejemplo, las curvas después de las recesiones de 2000 y 2008 fueron mucho más pronunciadas a pesar de que hubo grandes, pero menores, programas de estímulo. 


Gráfico

Descripción generada automáticamente con confianza media

Fuente: Richard Bernstein Advisors, Bloomberg


La curva de rendimientos es también un modelo simple de la rentabilidad de los préstamos bancarios. Una curva más plana sugiere márgenes de préstamo menos atractivos. Los bancos captan depósitos y pagan tipos de interés a corto plazo a depositantes, y conceden préstamos a plazos más largos. Los márgenes bancarios, por lo tanto, pueden ser aproximados por la inclinación de la curva de rendimiento es decir, las curvas más pronunciadas sugieren una mayor rentabilidad.

Históricamente, los bancos han seguido prestando durante los ciclos anteriores a pesar de una curva de rendimiento más plana, ya que utilizaban el apalancamiento para mejorar la rentabilidad de los préstamos de bajo margen. Las regulaciones establecidas tras la crisis financiera mundial prohíben un uso significativo del apalancamiento, por lo que el margen representado por la curva de rendimientos se ha vuelto más significativo.

Debido a que la Fed ha acaparado el extremo largo de la curva de rendimientos, deprimido artificialmente los tipos de interés a largo plazo y aplanado artificialmente la curva de rendimientos, los préstamos bancarios han ido significativamente por detrás de la liquidez que la Fed intenta inyectar en la economía real. El resultado ha sido que gran parte de la liquidez de la Fed ha quedado atrapada dentro de los mercados financieros y los activos financieros inflados en lugar de financiar la expansión de la economía.

La Reserva Federal sólo puede sentar las bases para el aumento de los préstamos, pero no puede obligar a los bancos a prestar. Los datos de la Fed muestran que los bancos han estado más dispuestos a prestar, pero sus préstamos no van al ritmo de las cantidades masivas de liquidez que la Fed ha tratado de inyectar en la economía. La prima de riesgo de los bancos asociada a los riesgos de préstamos no es lo suficientemente grande como para incentivar la concesión de préstamos en general.

El siguiente gráfico muestra los activos bancarios (es decir, los préstamos) en relación con el crecimiento monetario de la economía, y la relación entre préstamos y liquidez ha caído a su nivel más bajo en más de 40 años. El gráfico a continuación sugiere que el exceso de liquidez está fluyendo hacia las acciones.


Gráfico, Histograma

Descripción generada automáticamente

Fuente: Richard Bernstein Advisors, Bloomberg, ICI


Las burbujas siempre dan lugar a una mala asignación del capital. Los inversores sobrecapitalizan los sectores que están "calientes", pero los sectores de la economía que necesitan capital tienden a pasar hambre. Parece que la burbuja actual sigue este precedente histórico.

El próximo gráfico muestra la relación entre la inversión fija real y la oferta monetaria. La Fed puede estar tratando de hacer crecer la economía real a través de un crecimiento monetario excesivo, pero hasta ahora la inversión real va por detrás del crecimiento de la de la oferta monetaria en una proporción histórica.

Mientras que los inversores están entusiasmados con la innovación, la disrupción y  las visiones del futuro, muchas industrias están hambrientas de capital y están invirtiendo muy poco. La falta de inversión anterior ya ha provocado escasez y cuellos de botella en la producción en algunos sectores. Cabe esperar que estas condiciones duren más de lo que los inversores esperan actualmente, debido a que se mantiene esta falta de inversión.


Gráfico

Descripción generada automáticamente

Fuente: Richard Bernstein Advisors, Bloomberg


Quizás la regla número uno de la inversión es que el rendimiento de la inversión es mayor cuando el capital es escaso. En otras palabras, uno debería querer ser el único banquero en una ciudad de 1.000 prestatarios porque ese único banquero determinará las condiciones y la rentabilidad de cada préstamo. Si hay 1.000 banqueros y un prestatario, entonces el prestatario conseguirá que los bancos pujen unos contra otros. Es simplemente la oferta y la demanda de capital que, en última instancia, determina los rentabilidad esperados.

Los inversores en burbujas suelen creer en el bombo y platillo del futuro crecimiento, pero ignoran la valoración de los activos y, en última instancia, sobrestiman sus rendimientos esperados. La valoración de los activos, y no el bombo y platillo determinan los rendimientos de las inversiones, independientemente del desarrollo económico. 

Por ejemplo, durante la burbuja tecnológica se contaban muchas historias sobre las nuevas tecnologías que cambiarían la economía. Muchas de esas historias se hicieron realidad durante la década posterior a la burbuja, pero el sector de la tecnología fue el sector del S&P 500 con peores resultados y proporcionó rendimientos absolutos negativos durante una década. 


Interfaz de usuario gráfica, Texto

Descripción generada automáticamente

Fuente: Richard Bernstein Advisors, Bloomberg


Los mercados financieros parecen encontrarse en otra situación similar a la de 1999/2000 en el sentido de que muchos sectores de todo el mundo fuera de la burbuja parecen atractivos. En particular, favorecemos los activos y sectores que se  comportan mejor a medida que se acelera el crecimiento nominal: energía, materiales, industriales, valores de pequeña capitalización tanto dentro como fuera de EE.UU., mercados emergentes no chinos, bonos de menor calidad y materias primas/oro. 

Los inversores se vuelven muy miopes durante las burbujas, y creen que hay poco en lo que invertir aparte de los activos de la burbuja. Para nosotros, estas situaciones presentan enormes y amplias oportunidades de inversión en sectores a los que se les niega relativamente el capital.


Artículos relacionados:

Por qué persisten las manías financieras

Cómo identificar una burbuja: Wall Street dice que no es una burbuja


Considere este y otros artículos como marcos de aprendizaje y reflexión, no son recomendaciones de inversión. Si este artículo despierta su interés en el activo, el país, la compañía o el sector que hemos mencionado, debería ser el principio, no el final, de su análisis.

Lea los informes sectoriales, los informes anuales de las compañías, hable con la dirección, construya sus modelos, reafirme sus propias conclusiones, ponga a prueba nuestras suposiciones y forme las suyas propias. 

Por favor, haga su propio análisis.



Fuente: Richard Bernstein Advisors

https://rbadvisors.com/images/pdfs/RBA_Insights_Anatomy_of_a_bubble_09.21.pdf

Imagen: International Man

COMPARTIR:

¡Este artículo no tiene opiniones!


Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con **

Entender la reversión a la media y pensar a largo plazo

Cuando compras criptodivisas, no eres dueño de nada